Domingo 21 de Enero de 2018

       

Politica

Politica (1297)

El empresario y "hermano de la vida" del presidente Mauricio Macri, Nicolás Caputo, vendió este viernes el 82,32% de su compañia constructora Caputo S.A. a TGLT, en una operación por 109 millones de dólares.TGLT adelantó además que realizará una oferta pública por el 17,68% restante para cumplir así con su estrategia de quedarse con el 100% del paquete accionario de la compañía que creció de manera meteorica con la llegada de Macri a la Casa Rosada y la posterir adjudicació de numerosas licitaciones de obras públicas. "Los acuerdos - suscriptos individualmente con cada uno de los accionistas vendedores - contemplan la adquisición de 138.262.489 acciones ordinarias de la empresa, a un precio de USD 0.79 por acción, lo que equivale a un total de u$s 109 millones. Complementariamente, en cumplimiento de la normativa vigente, TGLT realizará oportunamente una oferta pública de adquisición obligatoria y canje voluntario de acciones dirigida a los tenedores de acciones ordinarias de Caputo S.A.I.C.F. remanentes, de forma de - eventualmente - adquirir el 100% del capital con derecho de voto de dicha sociedad", notificó TGLT.
En una entrevista, el gobernador de Salta se refirió a la posibilidad de ser candidato, el rol de la ex presidenta y las críticas que recibe por dialogar con el Gobierno. "Un presidente se construye en tres meses", afirmó Juan Manuel Urtubey está convencido de que el nuevo peronismo tiene que abrir un camino en el escenario político actual. Una vía que pase por el medio del oficialismo y el kirchnerismo. Una tercera opción que sea peronista, moderada y constructiva. Intuye que puede ser el máximo representante de esa alternativa, pero está seguro de que el 2018 debe ser un año donde el peronismo se dedique a construir un nuevo proyecto y no a debatir posibles candidaturas. Mientras mira el atardecer en su residencia del barrio San Lorenzo, en Salta, el gobernador analiza el complejo momento que vive el PJ y qué alternativas tiene en el futuro. En su cabeza da vuelta constantemente la idea de ser presidente de la Nación. En el 2019 o dentro de seis, diez, catorce, dieciocho o veintidós años. Porque según le dice a Infobae, "en todos esos años sigo teniendo una buena edad para jugar por una cosa así". En la actualidad tiene 48 y ganas de que al peronismo no le quede ninguna marca del kirchnerismo. -¿Cómo sale el peronismo del laberinto en el que entró y en el que está hoy, después de la derrota del 2015 frente a Mauricio Macri? -Sale para adelante, no para atrás. El peronismo debe construir una nueva vía que lo acerque a la gente. Y en eso hay que poner el principal énfasis. En cómo construir esa nueva vía que resignifique la relación del dirigente con el ciudadano y que logremos una vinculación más cercana. Nosotros como fuerza política nos alejamos de lo que es la representación genuina de la sociedad. -¿Y cómo hace el peronismo para reconciliarse con la gente? ¿Cuál es el camino? -Primero una profunda renovación. En términos de prácticas políticas, de lo que significa la política, de lo que significa el servicio público. Todo eso está en crisis. Hay una enorme crisis de representación. Porque en la gente se ha instalado el concepto de "la clase política" como algo que no es la genuina representación ciudadana, sino que es la representación de clases. El peronismo tiene que salir de ahí urgente. -¿Es el momento de que la conducción del peronismo la tomen los dirigentes que tienen 40 y 50 años? ¿Es decir, que el espacio afronte un cambio generacional? -Definitivamente. ¿Por qué vamos a esperar un buen resultado, haciendo lo mismo con la misma gente? El resultado va a ser el mismo. O peor. Porque el deterioro se va profundizando cada vez más. El proceso de renovación es inexorable. También hay que entender que nadie se va a su casa y dice "tengo voluntad de ser renovado, ha terminado mi tiempo". Tiene que haber una nueva generación de dirigentes que le gane a los viejos dirigentes y que pueda explicar el cambio que quiere la sociedad.
BUENOS AIRES.- El presidente Mauricio Macri inicia la próxima semana su agenda internacional de 2018 con una gira por Rusia, Suiza y Francia, en la que mantendrá reuniones con los presidentes Vladimir Putin y Emmanuel Macron y participará en el Foro Económico de Davos, Suiza. La Casa Rosada difundió esta noche un detalle de la agenda del viaje, según el cual Macri también se reunirá en Davos con la reina Máxima y el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y con el presidente la Confederación Suiza, Alain Berset. Destaca que Macri expondrá ante la sesión plenaria del Foro Económico en su condición de Presidente del G20, rol que por primera vez ejerce el líder de una nación suramericana.
El Presidente iniciará la próxima semana una gira internacional. Se reunirá con dos jefes de Estado, primeros ministros y la reina Máxima, entre otros. También participará del Foro Económico de Davos. Los detallesEn medio de una agitada agenda nacional, y con una notoria caída de imagen, Mauricio Macri iniciará la semana próxima una nueva gira internacional, donde su figura y el plan de normalización económica son especialmente elogiados. Rusia, Suiza y Francia son las tres escalas a las que el Presidente dedicará pocos pero muy intensos días, en los que mantendrá reuniones con los presidentes Vladimir Putin y Emmanuel Macron en sus respectivos países. Además, participará por segunda vez desde que llegó a la Primera Magistratura en el Foro Económico de Davos. En el comunicado de prensa que distribuyó Presidencia, Macri en Davos se reunirá con la reina Máxima y el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y con el presidente de la Confederación Suiza, Alan Berset.
"¿Cómo estamos?", lo interrogó el presidente Mauricio Macri apenas se sentó en la sala. El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, fue breve y directo. "De acuerdo a la esperado", le respondió. Satisfecho con las palabras del responsable de Educación, el jefe del Estado dio por cerrado el tema: "Perfecto, vamos al tablero de control". El encuentro entre Macri y Finocchiaro, pautado a fin del último año, se produjo un día después de la publicación en el Boletín Oficial del decreto que dispuso dar de baja la paritaria nacional docentey así licuar el poder de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), la agrupación gremial mayoritaria del sector. Finocchiaro relativizó el conflicto que se abrió con la Ctera y lo enmarcó dentro de lo que consideró como una "respuesta esperable" del gremio que tiene a Roberto Baradel, secretario general del Suteba -el gremio bonaerense mayoritario y afiliado a la Ctera- como una de sus caras más visibles. "Esto no es un problema, era lo que imaginamos que iban a hacer. A algunos les encanta ir a Ginebra", ironizaron fuentes cercanas al ministro. Se referían así al contraataque de la Ctera, que denunciará al Gobierno ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que tiene su sede central en Suiza. El conflicto, que tensó la paritaria docente antes de su comienzo formal, se originó por el decreto en el que Macri modifica la composición de la mesa en la que se discute el convenio nacional de los docentes, una medida que atenta contra el poder de la Ctera, y que además oficializó un mecanismo de actualización del salario de los maestros que elimina la paritaria nacional como ámbito de negociación. La charla con Macri sobre este punto duró menos de 30 segundos, según relataron a EL PASO testigos del encuentro. "Se trató de una reunión de gestión, como las que se realizan todos los meses, no fue para darle su respaldo", enfatizaron cerca de Finocchiaro.Y agregaron: "Vos te creés que Macri hubiese firmado un decreto sin estar 100% seguro después de lo que ocurrió en diciembre". Hasta ayer, en el reparto proporcional que regía hasta la publicación de la nueva norma, la Ctera tenía cinco lugares y los otros cuatro gremios con representación nacional -UDA, Sadop, CEA y AMET-, uno cada uno. Así, la Ctera, que representa más del 70% de los maestros de todo el país, perderá fuerza a la hora de definir un paro de docentes. "Se decidió sacar el decreto porque había muchos puntos oscuros y ambiguos que generaban malentendidos. Había que ordenar el tema de la representación gremial. El decreto anterior contenía una fórmula ambigua que ni siquiera se cumplió. Hubo un acuerdo político entre la Ctera y el gobierno anterior que establecía que ese gremio tenía cinco representantes contra uno por el resto de los gremios. Esa mesa le daba a la Ctera una mayoría automática. Eso no tenía basamento legal porque esto no es ni fue una paritaria", justificó anteayer el ministro Finocchiaro
Beatriz Mirkin fue elegida vicepresidenta de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara Alta.
Durante el debate en comisión, el bloque pidió aumentar las partidas para esta función, que representa apenas el 1,22% en el proyecto oficial. Macri prometió en campaña invertir el 1,5% del PBI, pero el proyecto establece un 0,29%.
Su defensa realizó una presentación ante los jueces de la Cámara Federal, quienes deben resolver sobre el fallo del juez Claudio Bonadio.
Para el diputado del BJ, la reforma tributaria propuesta por el Ejecutivo “no termina de ser lo suficientemente agresiva”.
El secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D' Alessandro destacó el accionar de los efectivos de la fuerza porteña.
Página 1 de 93
Volver