Martes 20 de Febrero de 2018

       

Politica

Politica (1362)

El Decreto 52/2018 que el presidente Mauricio Macri firmó el 17 de enero encendió la mecha de la polémica con los gremios docentes.
La conducción de la CGT, el triunvirato que componen Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer, atraviesa su momento más oscuro; las críticas internas y las acusaciones cruzadas marcan el camino sin retorno hacia una fractura, algo que ya quedó evidente la semana pasada, cuando Daer no concurrió a un plenario de delegados convocado por el sindicato de Camioneros para ultimar los detalles de la marcha del próximo 22 de febrero motorizada por Hugo Moyano.
A cien días de su detención, Julio De Vido publicó una carta en Facebook titulada “Yo sé por qué estoy preso” en la que señaló al Presidente Mauricio Macricomo “carcelero” y consideró que la “causa fundamental e indubitable” de su prisión preventiva no son los cargos que ocupó, sino las “acciones” que llevó a cabo y que “fueron concebidas e impulsadas por Néstor y Cristina Kirchner”.El ex ministro de Planificación Federal fue desaforado como diputado nacional y detenido el pasado 25 de octubre en el marco de causas judiciales que investigan la compra de buques de gas natural licuado y presuntos manejos irregulares en la mina de Río Turbio. “A cien días de esta prisión preventiva infame, ilegítima y contraria a los más elementales principios del derecho, en pleno Siglo XXI, sé por qué estoy preso. Por haber llevado adelante a través del Ministerio de Planificación Federal políticas y acciones de reafirmación del patrimonio, de la soberanía nacional, la consolidación y el crecimiento de la industria nacional, del mercado interno de consumo, la recuperación de derechos, en conclusión, de la mejora de la calidad de vida de todos los argentinos”, sostuvo el dirigente kirchnerista.
El gobernador de Córdoba Juan Schiaretti tuvo un sorpresivo episodio de lipotimia esta mañana, cuando daba su discurso de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura provincia. Tras unos minutos de silencio, el cuerpo del mandatario se inclinó hacia el estrado y fue socorrido por quienes estaban cerca, que se anticiparon ante un posible desplome del gobernador. "Pido disculpas", afirmó Schiaretti, una vez que se repuso. "No va a ser una simple lipotimia la que haga que no cumpla con mi deber constitucional", bromeó. La lipotimia es la pérdida repentina y pasajera del conocimiento que se produce por falta de riego sanguíneo en el cerebro. El funcionario cordobés recordó que sufrió un episodio parecido una vez en Morteros, pero que afortunadamente el ministro de Educación provincial, Walter Grahovac intervino con criterio. "Pidió que me dieran un vaso de Coca Cola, y listo", contó.
Después del receso por la feria judicial de enero, la actividad regresa hoy al Poder Judicial. Y el epicentro será –como en los últimos años– los tribunales de Comodoro Py, por donde pasan las causas de corrupción. Y en esta vuelta se esperan definiciones importantes en varias causas. La ex presidente y varios ex funcionarios de su gobierno serán protagonistas de varias decisiones en el corto plazo. El juez federal Julián Ercolini enviará a juicio oral y pública la causa por las irregularidades en la obra pública en la que están procesados Cristina Kirchner, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, el ex secretario de Obras Públicas José López, el ex subsecretario de coordinación de la Obra Pública Carlos Kirchner y el empresario Lázaro Báez y su hijo Martín, entre otros. Tanto la Fiscalía como las querellas pidieron que la causa pase a juicio oral. La defensa de Cristina Kirchner no se opuso.Ercolini también debe resolver si proceso a Cristina Kirchner y otros acusados en la causa "Hotesur", en la que se investigan los negocios hoteleros de la familia presidencial. Resta la indagatoria de un acusado y luego el juez quedará en condiciones de resolver.
"Hugo está actuando como Pablo". La frase es de un dirigente sindical que conoce a los Moyano desde hace años. No debe leerse como un elogio. Todo lo contrario. Lo que quiere decir es que las últimas decisiones tomadas por el jefe de de la familia se parecen demasiado a los impulsos con los que siempre se movió el mayor de sus hijos. Y esto es así porque Hugo Moyano ha ido acumulando motivos para sentirse acorralado. Y en ese escenario reacciona como lo hubiera hecho su hijo: tomando decisiones apresuradas (o desesperadas). El mismo apuro que mostró Hugo Moyano para inaugurar el 9 de enero el Sanatorio Antártida en el barrio de Caballito (que todavía sigue en obra y tapiado) es el que lo llevó a lanzar una marcha con casi un mes de anticipación (el 24 de enero) para el 22 de febrero. Y fue ese apuro también el que obligó a un sector del consejo directivo a convocar a la reunión de ayer de urgencia y, aún ante la escasa convocatoria, a anticipar el respaldo de un sector de la CGT a la protesta de Camioneros contra el Gobierno. En esa desesperación, y con esa ya clásica necesidad de mostrar los dientes al sentirse amenazado, Moyano no está dispuesto a perder un segundo en cuidar la extremadamente frágil unidad que existe en la cúpula de la CGT desde hace tiempo. En este presente lleno de denuncias judiciales, hoy es lo que menos le preocupa al último jefe indiscutido que tuvo la central sindical. La reunión de consejo directivo de ayer no hizo más que mostrar las diferencias que existen en el seno del sindicalismo. Estuvieron, fundamentalmente, los gremios que responden a Moyano y al gastronómico Luis Barrionuevo. Una postal similar a la del almuerzo de hace unos días en Mar del Plata. Faltaron los representantes de los grandes gremios (conocidos como "los Gordos") y los independientes Gerardo Martínez, Andrés Rodríguez y José Luis Lingeri. Tampoco estuvieron los metalúrgicos de la UOM, el ferroviario Omar Maturano o el colectivero Roberto Fernández. Los que no asistieron al encuentro no tienen ningún interés de romper los puentes con el Gobierno. Unos estarán más preocupados por las paritarias, por el futuro de sus afiliados o por mantener el control de las cajas de sus obras sociales, pero ninguno de ellos está interesado en quedar parado al lado de Moyano. Por lo menos no por ahora.
El sindicalista y empresario periodístico Marcelo Balcedo no escatimaba en gastos a la hora de darse una buena vida en su chalet del departamento uruguayo de Maldonado. Además de los ya conocidos lujosos autos, armas y animales exóticos que tenía en su poder, el ex titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) contaba con un pelotón de empleados que prestaban tareas para la familia, con sueldos en dólares muy superiores a lo que se abona en promedio. Un personal trainer que hacía también de chofer y "encargado" de la chacra, por ejemplo, cobraba 5.800 dólares en efectivo. Son más de 110 mil pesos al mes. El polifuncional empleado llegó a viajar con la familia a Buenos Aires, Estados Unidos, México, Tahití y Aruba. Los Balcedo tienen tres hijos, de once, cuatro y año y medio. Para cuidarlos, empleaban a tres niñeras. Una de ellas, que trabajaba con el matrimonio desde hacía tres años, declaró cobrar mediante recibo $21.400 al mes, y por fuera del salario en blanco, otro pago en negro adicional para completar el total de 3.000 dólares. Como el entrenador, también acompañaba a la familia a los viajes por el mundo. Otra niñera, que además era profesora de inglés y portugués, testificó que cobraba mediante recibo $22.191 al mes y "en negro" la suma de 2.000 dólares. Una tercera niñera, que cuidaba a los niños por la noche, afirmó que trabaja con la familia Balcedo desde hace seis años. En su recibo figuraba un sueldo por $19.000, pero al igual que sus compañeras de actividad, confirmó que recibía una suma de 2.000 dólares de manera no registrada. Por último, el chef declaró ante la policía que ganaba un sueldo de 4.200 dólares, aunque también más de la mitad del ingreso está "en negro".
"Sector Público Nacional. Decreto 93/2018. Designación de personas con algún vínculo de parentesco. Criterios aplicables". El Gobierno oficializó hoy la restricción de familiares de funcionarios en la administración pública con la publicación en el Boletín Oficial del decreto 93/2018, firmado por el presidente Mauricio Macri y por el jefe de Gabinete, Marcos Peña , que establece que "no podrán efectuarse designaciones de personas en todo el Sector Público Nacional que tengan algún vínculo de parentesco tanto en línea recta como en línea colateral hasta el segundo grado con el Presidente y vicepresidente de la Nación, jefe de Gabinete de ministros, ministros y demás funcionarios con rango y jerarquía de ministro". Los considerandos de la norma mencionan el compromiso "de continuar mejorando la institucionalidad, la integridad y la transparencia de todas las políticas públicas que lleva adelante" el Gobierno y la necesidad de "adecuar nuevos criterios que sean aplicables al régimen de designaciones bajo cualquier modalidad de funcionarios públicos" tras "dos años de gestión y efectuado un reordenamiento administrativo que ha permitido mejorar la gestión global del Estado Nacional". El decreto entró en vigencia a partir "de su dictado", o sea, a partir de ayer, 30 de enero de 2018. Las personas "alcanzadas" por la medida deberán "desvincularse" antes del 28 de febrero próximo. Quedan exceptuadas las designaciones mediante concurso público de antecedentes o "que cuenten con estabilidad en el cargo".
La política está hecha de señales. Un día después de que el presidente Mauricio Macri anunció recortes y ajustes en el antipático gasto político del Estado, el Gobierno acaba de comunicar el aumento de otro gasto, de orden bien distinto: una suba de entre el 16 y más del 66 por ciento en el Programa Progresar, que ahora pasa a llamarse Beca Progresar, que beneficia a jóvenes vulnerables de entre 18 y 24 años y los incentiva a terminar sus estudios primarios, secundarios, terciarios y universitarios y formarse para el trabajo. La Beca Progresar contará con un presupuesto de 10 mil millones de pesos para 2018. Como contrapartida, demandará mayores exigencias de rendimiento académico tanto en la educación obligatoria como en el nivel universitario y terciario. Al mismo tiempo, continúa con el carácter social del incentivo, que sigue privilegiando a jóvenes de ingresos familiares bajos.
El dirigente social Luis D'Elía, el dirigente de la comunidad iraní en el país Jorge Khalil y el ex líder de Quebracho Fernando Esteche seguirán detenidos en la causa por la firma del memorándum de entendimiento con Irán. Tanto la Cámara Federal de Casación Penal como la Cámara Federal rechazaron hoy distintos pedidos de libertad de los acusados. Primero fue la sala de feria de Casación. Los jueces Eduardo Rafael Riggi y Liliana Catucci rechazaron la excarcelación de D`Elia. Para los magistrados la defensa del dirigente social no rebatió "adecuadamente los argumentos en los cuales se sustentó la denegatoria de la excarcelación del procesado (en instancias judiciales previas), razón por la cual queda en evidencia la ausencia de fundamentación del recurso interpuesto". Luego la Cámara Federal hizo lo propio con otro pedido de D`Elia. Esta vez para lograr la prisión domiciliaria por el estado de salud que padece -es diabetico e insulino dependiente- y que no puede ser tratado en la cárcel. Pero los camaristas Martín Irurzun y Marcelo Lucini señalaron que "de acuerdo a las evaluaciones médicas realizadas,sus patologías son susceptibles de tratamiento en el lugar donde está detenido y están siendo efectivamente tratadas por los profesionales de la unidad; de allí que su situación, al menos en la actualidad, no encuadra en los supuestos de procedencia que prevén las normas citadas". Además, señalaron que D`Elía recibió la insulina y el glucómetro que necesita. Los magistrados también ordenaron que un seguimiento periódico del estado de salud de D`Elia para determinar "si es correcta la medicación que se le provee y si por su cuadro el lugar de alojamiento resulta adecuado". D`Elia está preso en la cárcel de Marcos Paz.
Página 3 de 98
Volver